La salud es lo más importante en la vida de una persona. Por ello, el momento de escoger un seguro de salud es crucial para evitar sorpresas y lograr la mejor atención. Y, ¿por qué no?, al mejor precio.

Ventajas de contratar un seguro de salud privado

Los seguros de salud son servicios muy recomendables en la actualidad ya que, incluso cuando España cuenta con excelentes profesionales y calidad en su atención, no debemos olvidar que se trata de un servicio en cierta medida saturado. Ante este hecho, las principales ventajas de disponer de un seguro de salud son:

Menor lista de espera

En los centros asociados a los seguros de salud privados las listas de espera son mínimas o inexistentes. No es necesario esperar meses para recibir una consulta. Esto supone no sólo obtener un diagnóstico más rápido si no también comenzar a recibir antes el tratamiento pertinente.

Libertad de elección

Una de las ventajas de los seguros de salud es la libre elección de centro e incluso equipo médico que llevará nuestro caso. Sin duda, una característica que aumenta la comodidad del paciente.

Flexibilidad de citas

De nuevo en contraposición con la saturación, será posible acceder a métodos más sencillos para la petición de cita, así como fijarlas en fechas y horarios mucho más amplia que en el servicio público.

Personalización

El paciente no se siente como un “número” dentro del servicio sino que la atención cuenta con la personalización necesaria para que la confianza del asegurado sea la mayor posible.

Diagnósticos

No solo la obtención de diagnósticos de un modo más rápido, si no la posibilidad disponer de un segundo diagnóstico para disipar todo tipo de dudas.

Tipos de seguros de salud

Existen diferentes tipos de seguros de salud que buscan adaptarse a las necesidades de cada cliente. Por tanto, es muy importante conocer qué clase de beneficios se buscan para poder tomar la decisión que optimice nuestra inversión.

tipos de seguros de salud

Seguro de salud de asistencia sanitaria

Son aquellos seguros gracias a los cuales el asegurado recibe servicios y coberturas médicas dentro de las especialidades y los centros recogidos en su póliza.

Es decir, ante un problema médico, el asegurado recibirá asistencia, diagnóstico, tratamiento o incluso intervenciones quirúrgicas según lo acordado en el contrato.

Recibirá los servicios del seguro de salud dentro de los centros profesionales ofrecidos por la compañía de seguros.

Seguro de salud de reembolso de gastos médicos

Se trata de aquellos seguros que, ante una incidencia médica del asegurado, éste puede acudir al centro que desee, en el lugar que prefiera y abonará los honorarios. Después, los mismos serán reembolsados por la compañía aseguradora.

Para ello suele requerirse la factura de los servicios recibidos y el informe médico.

Especial atención merece el caso de aquellos seguros de reembolso que ofrecen una serie de centros concertados en los cuales no es necesario el adelanto de los gastos, guardando similitud con los seguros de asistencia sanitaria.

Seguro de indemnizaciones

El asegurado percibe una cuantía económica en caso de enfrentarse a alguna incidencia médica. Estas pueden ser hospitalizaciones, diagnóstico de alguna enfermedad relevante, intervenciones, bajas…

Seguro de salud dental

Pueden contratarse de forma independiente o encontrarse dentro de otro tipo de póliza. Como su nombre indica, permiten la percepción de servicios de salud dental normalmente asociados a un copago de los honorarios del profesional.

Seguros para colectivos o empresas

Se suelen otorgar como beneficio social a los trabajadores de un determinado colectivo o empresa, con la peculiaridad de que puedan incluir a la póliza a familiares directos.

Su principal ventaja radica en los beneficios fiscales que conlleva.

Factores para elegir el mejor seguro de salud

Una vez conocidos los tipos de seguros de salud que existen, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar uno de ellos? Repasemos las principales características que nos harán contratar la mejor póliza de seguro de salud para nuestras necesidades.

Cobertura médica

Principalmente, no solo el tipo de seguro del que se trata (con copago o no, con o sin reembolso, etc.) si no las especialidades médicas cubiertas.

Las más comunes suelen ser: Medicina general, pediatría, ginecología, oftalmología, dermatología, traumatología, … Como hemos citado, capítulo aparte merece la especialidad dental.

Área geográfica

Qué centros asociados están disponibles en el área geográfica de interés. Pero también si los servicios pueden ser o no recibidos en el extranjero, es decir, fuera del país de residencia o contratación. Y por supuesto, en qué condiciones.

Preexistencias

La posibilidad de contratación o las condiciones asociadas en caso de que se padezca de una patología o enfermedad con anterioridad a la contratación o de forma congénita.

Personas cubiertas

Si se trata de un seguro de salud cuyo beneficiario es únicamente el tomador de la póliza o persona que lo contrata o si es posible añadir a más miembros de la unidad familiar. Y en ese caso, a cuántos.

Reembolsos

¿Incluye el seguro de salud algún tipo de reembolso ante una enfermedad o accidente?

Carencia

Es el tiempo que pasa entre la contratación y el momento en que se pueden empezar a disfrutar los servicios. No siempre es inmediato.

Servicios complementarios y/o digitales

Si el seguro de salud incluye algún servicio abonando unos honorarios complementarios. Estos suelen ser psicología, fisioterapia, nutrición, etc.

Asimismo, hoy en día es común que algunos servicios médicos puedan recibirse de un modo digital. Esto es, por ejemplo, mediante citas telemáticas. Una opción que aporta aún más flexibilidad a las consultas de tu seguro privado de salud.

Precio

Aún siendo la salud un tema que no entiende de dinero, como en toda compra o contratación el coste es un factor a tener en cuenta.

¿Cómo conseguir el mejor seguro de salud al mejor precio? ¡Utilizando Tarumbo, tu comparador de tarifas, para la elección de una de nuestras ofertas exclusivas!